Redes Sociales iconos-06.png
Redes Sociales iconos-02.png

Copyright 2018 © IMENA

LA VEJEZ YA NO ES LO QUE ERA.

Avances, avances, avances.

Todos hemos de reconocer que a lo largo de nuestras vidas se han presentado avances,

nuevos desarrollos, nuevos conocimientos, que hacen nuestras vidas más confortables y

llevaderas; basta pensar que hace algunos sexenios no había agua potable en la mayor

parte del país, que los sistemas de drenaje no existían, así como el gas, la luz, etc., todo lo

que actualmente tomamos como normal que nuestros abuelos no pudieron disfrutar, sin

olvidar los aparatos electrónicos que han facilitado nuestras vidas de una manera antes

inimaginable.

Esto hace más llevadera la vida, disminuye los problemas diarios, facilita las labores y

hace que vivamos más y mejor, y en asuntos de la salud y la medicina el panorama es

todavía mejor, porque hoy vivimos en una época que no dudo en llamar maravillosa.

En primer lugar,gracias a miles de científicos e investigadores en todo el mundo, ahora

conocemos mucho mejor qué es el Envejecimiento, por qué se produce, cuáles son los

factores que hacen que un individuo envejezca de manera satisfactoria y viva muchos

años, mientras otro tenga problemas de salud desde la madurez y viva enfermo o muertes

de llegar a la ancianidad.

Esos factores se conocen bien, y surgen desde el principio de la vida, por eso ahora se

educa a las mamás para que desde la cuna enseñen a sus hijos a tener un estilo de vida

saludable; ¿se acuerdan cuando había una joven embarazada y los familiares le decían:

“estás embarazada, ahora tienes que comer por dos”?, eso hizo que por siglos las mamás

comieran de más en sus embarazos y como consecuencia tuvieran obesidad, porque se

quedaban con diez o más kilos después del parto; hoy sabemos que las mamás deben

cuidar su peso y que también deberán cuidar el peso de su bebé, porque la otra frase que

se escuchaba con frecuencia “Gordito, sanito”, hacía que las mamás engordaran a sus

hijos que a la larga tendrían sobrepeso y obesidad con todas sus consecuencias.

Hoy sabemos que desde la edad adulta debemos cuidar nuestra salud, que básicamente

necesitamos alimentarnos bien, en cantidades adecuadas, con variedad de alimentos, con

grandes cantidades de verduras y frutas, agua en abundancia y evitar los excesos de

grasas; hoy sabemos que el ejercicio es básico para todos los seres humanos en toda la

vida, que la vieja conseja “De cuarenta para arriba, no te mojes la barriga”, que sugería

que después de los 30 años no había que hacer ningún ejercicio, no es cierta, y por el

contrario, que todos los seres humanos debemos tener actividad física todos los días de nuestra vida, y que quienes somos viejos, con media hora de caminata es más que suficiente para mantener en equilibrio nuestros huesos, músculos y articulaciones, para eliminar esa grasa que se quiere acumular en el abdomen, y para tener buenos pulmones,

buen corazón, buena presión arterial, y buena circulación cerebral.

¿Qué otros avances tenemos que nos permiten predecir que nuestro envejecimiento será

saludable?, la adopción de una vida activa es fundamental, porque por siglos se pensó que

los viejos solamente deberíamos vivir nuestra vejez de manera contemplativa, pero ahora

se sabe que nuestro cerebro necesita alimentación, y esa alimentación solo se logra con la

actividad mental de cualquier tipo, que nos lleva a ser viejos activos y sanos.

¿Cuáles son las actividades útiles a los viejos?; IMENA sabe la forma de lograrlo, porque el

abanico de actividades y ocupaciones es cada vez mayor; los viejos debemos aprender

todos los días de nuestra vida, si ya llegamos a la jubilación, que esta palabra, “jubilación”,

que habla de júbilo y de felicidad, no significa claudicación de la vida, que el jubilado debe,

primero, saber qué va a hacer cuando se jubile, y después, qué puede seguir haciendo,

para que su cuerpo y su espíritu sigan alertas.

El jubilado puede aprender lo que no pudo aprender de joven: tal vez aprender un idioma,

o inscribirse en la escuela, aprender a tocar un instrumento, hacer pintura, escultura,

cerámica, etc., dominar la computación o manejar el Internet con la destreza de sus

nietos, y si es posible, seguir laborando en algo que le produzca ingresos.

Todos estos avances en el conocimiento del Envejecimiento, son alentadores; hablaremos

de los avances médicos que son verdaderamente sorprendentes y nos hacen dar gracias a

la vida por vivir en ésta época.

Gracias por leerme.


Rafael Álvarez Cordero.

raalvare2009@hotmail.com



61 vistas